miércoles, 16 de abril de 2014

La muerte de un de una IA


Hasta ahora es difícil saber en que punto/momento/espacio/ de la red estoy, llevo sumergido alrededor de 4 meses en ella buscando la reconección de Molly, sin embargo no daré con ella, Molly sucumbió a su propia IA interior viviendo una recreación simulada de la realidad dentro de su propio cerebro cibertrónico, vuelvo a ser un vaquero solo, un navegante dentro del mar de la información en un pequeño bote salvavidas, buscando vida donde ya no la hay.


Técnicamente una IA no puede morir, puesto que jamas existió como persona, sin embargo, todo tiene su fin y en este caso no es el mío, si no el de mi compañera, que finalmente bajo no pronunciación cedió a lo "inevitable" (Mr. Anderson), someterse a una realidad; falsa o no, imposible de saberlo, cada cual tiene su propia aceptación de lo que denominamos "realidad".


Sigo teniendo mi OSX con el cual romper el hielo y como dijo alguien por ahí, es hora de pasarse al viejo siemens, algo mas antiguo pero fiable, tal vez encuentre algo diferente esta vez en el, algo que me llame la atención o tal vez decida enforcarme mas en los modelos soviéticos del viejo Armitage, todos son posibilidades y ninguna se descarta, cuando una ventana se cierra un nuevo pop-up publicitario nace! El fin dentro del océano de la información no existe, es infinito y cada vez mas grande.


SOBRE BCN/BAJO BCN


Hablar "sobre" BCN es un error tanto literal como de localización, no vengo hablar "sobre" lo que se ve, si no, lo que no se ve, entonces seria una afirmación del tipo: Bajo BCN. ¿Y que hay bajo BCN?
Hoy meaba entre las callejuelas del viejo gótico, no el de las gambas de pantalón corto y calcetines largos, el Gótico antiguo, viejo y que nadie quiere ver, el gótico portuario que abarca vete a saber que. Cerca de Paralelo, una plaza acabada llena de negros, sudacas y viejas topo quejándose por algo que nunca fue mejor, habían los adictos al RAD-X, no ellos, sino su sombra en forma de jeringa usada, pudriéndose bajo el sol de las seis de la tarde con unos niños jugando alrededor con sus perros cagones molestando la existencia de las ratas.

Una lástima no haber podido hacer foto de la imagen, mi dispositivo de comunicación satelital con opción de captura ha estado fallando y me veo obligado a usar el antiguo Nokia C1, que no malo pero algo corto de recursos. Pero hubieses visto aquel reflejo de la derrota del hombre/mujer, la huella de la perdición en forma de enfermedad y virus, impregnando el ambiente y dejando rastro de su potencia.
Las pastillas siempre fueron uno de mis placeres, "ol" o "il" son de los términos que mas disfruto, pero cuando pasas de chupar piruletas a las barras de jengibre, es que te estas haciendo demasiado mayor para esto.

Mi infiltración sigue siendo igual de fuerte, pronto veréis algo que jamas habéis visto, estar atentos malditas ratas, seguir escudriñando entre el infinito cableado, pronto romperemos y sofocaremos el hielo hasta que se derrita bajos nuestros pies, dándonos un baño en la victoria de la libre información. 

1 comentario: