jueves, 8 de agosto de 2013

Neobarna Underground


 
Sin duda, si hay algo en Barcelona que recuerde al cyberpunk, es junto a otras cosas, la red metropolitana.

En esa colosal madriguera asoman por el techo marañas de cables mugrientos, que recuerdan a los de un desvencijado suburbio cyberpunk, donde hackers y demás escoria luchan como nosotros por erradicar la divergencia tecnológica, reflejada en el propio metro donde las puertas automatizadas mantienen a raya a todo aquel que no posea el ticket de pase. Un ejemplo de maquinaria capitalista hambrienta, mantenida con el esfuerzo de la clase media y vigilada por vasallos que poco les falta para ser mecanizados.
O los mismos botones del metro, que con ese brillo verdoso nos incitan a salir cuanto antes de ese gran y veloz  tren en el que viajamos comprimidos, como ratas enjauladas.
En resumen, nos encontramos ante un transporte pseudofuturista que dista de ser perfecto, pensado para una ciudad que acomplejada, lucha por ganarse el título de urbe modernista e innovadora.
Esperemos que algun día, sus gobernantes tengan la decencia de establecer un sistema moderno, económico y eficaz adaptado a las demandas del pueblo.
Aunque en mi opinión es mas probable ver a una rana criar pelo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario